Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

lunes, 16 de mayo de 2011

LA SAGA TREKI DEL HUEVO FRITO

Nuestro querido compañero bloguero, Miguel Zueras, del Blog BORGO ha escrito un cuentito muy divertido sobre “la galaxia del huevo frito” y se me ha ocurrido continuar su historia en mi blog. Quién quiera participar solo tiene que continuar la historia en su propio blog y para identificarlo le ponéis el título de la saga treki del huevo frito. De esta manera, entraremos, como de costumbre, en vuestros blogs, para leer vuestras originales y creativas propuestas sobre esta historia que Miguel ha escrito. Me ha parecido tan divertida que se me ha ocurrido la idea. Si queréis leer la primera parte de lo que aquí voy a contar debéis visitar el siguiente blog http://miquel-zueras.blogspot.com/ donde Miguel tiene escrito “la galaxia del huevo frito” publicado el 15 de mayo.



Bueno Miguel, continuo tu historia:

Yo soy una de las supervivientes de la nave-pimiento que cayó a eso que llamáis plato, donde dices que todos murieron. No todos querido terrestre Miguel, yo me salve de una muerte segura, y te diré que me salve porque al caer pude salir por una pequeña rendija de la nave, que, al golpear contra el plato se abrió.

Pude nadar por ese líquido espeso y anaranjado que vosotros, los humanos, llamáis yema (no veas lo que me costó, ¿Cómo os podéis comer eso? Que raros sois…) Al llegar a la pequeña isla blanca de un trocito de huevo que aún no te habías comido, me sujete fuerte al borde (menos mal que te gusta hacer el huevo con fritito por los bordes, de lo contrario me hubiera escurrido). Me arrastre como pude con mis piernas-tentáculos y mis dedos ventosas y quede tendida boca arriba con mis cinco brazos abiertos y la respiración entrecortada, apenas veía, tenía los ojos (nosotros también tenemos dos ojos como vosotros, aunque vemos como las moscas, todo multiplicado), bueno, como decía, tenía los ojos llenos de esa viscosidad anaranjada y el cuerpo también, no había manera de quitarme ese líquido de encima, cada vez espesaba más.



Todos os preguntaréis donde estoy ahora, ¿verdad? Pues os cuento, mientras yo analizaba la manera de quitarme ese líquido espeso del cuerpo, la isla blanca empezó a elevarse sujeta por un objeto plateado con tres pinchos, me escurría y me agarre a uno de ellos con fuerza. Me acercaba a un túnel oscuro, lleno de cosas cuadradas y blancas donde estaban incrustados restos del mismo líquido anaranjado que me cubría el cuerpo y trocitos de isla blanca, en medio de todo esa visión terrorífica, una cosa alargada de color rosado se movía dentro (una pesadilla). Me entro un pánico atroz, no quería entrar en ese túnel oscuro, no podía entrar allí, algo me decía que si entraba nunca saldría con vida. Miré hacia abajo y ví a lo lejos el plato, estaba lleno de líquido anaranjado y mi mente me decía: “salta, por lo que más quieras, salta”. Me solté del frío pincho plateado y, en lugar de caer en el plato, caí encima de una especie de nave terrestre muy acolchadita, dentro de esa nave estaba metida una de las extremidades de Miguel.



16 comentarios:

Javi dijo...

Simpática y ocurrente aventura, Lala; yo voy a declinar el ofrecimiento porque mi fantasía no da tanto de sí como cuando tenía 10 años. Qué suerte que a gente más madura todavía le sobre esa imaginación necesaria para hacer algo tan divertido... y con bastante ingenio. Muy bueno, Lala. Seguiré la aventura allá en cualquier blog donde continúe y coincida con ella. Un salutti ;-)

miquel zueras dijo...

¡Lala! Muchísimas gracias por tu propuesta. Me hace cantidad de ilusión que continúes la historia, a ver si más gente se anima y vemos secuelas de la saga de los huevos trekis con su yema galáctica, por cierto muy buena la foto con esas puas metálicas amenazando los huevos.
Gracias de nuevo, Lala y muchos besos. Borgo.

Susan Lenox dijo...

Lala gracias por volver a dejarme el comentario,
me leo tu entrada ¿ qué es ?????????? que ahora no puedo, tengo otro blog de poemas y escritos
si entras en mi perfil lo veras.

Besazos.

Lala dijo...

Gracias por tus palabras javi, imaginación no tendrás pero buenos comentarios como los que haces por el blog de ciclos de cine si que tienes. A mi me encanta escribir, cuentos, relatos, guiones, de too!! reconozco que imaginación me sobra porque cuando leí el de Miguel me puse a escribir estas tontas del tirón!!jajaja!!
Besotes

Lala dijo...

Bueno Miguel, se me ocurrió que podía ser divertido y para eso estamos por aquí, para compartir, reír y pasarlo bien evadiéndonos de la rutina diaria.

Besos galácticos!

Lala dijo...

Hola Susan, entrare por tu otro blog para ver que se cuece!

BEsazo

Patri dijo...

Original como tu Lala!! y además me ha entrado un hambre terrible entre tantos huevos y pimientos, creo que me convertiré en una patata frita!!! un besito

Lala dijo...

Hola Patri! gracias maja, soy original porque soy extra-terrestre, jajaja!! lo mejor contra el hambre es un buen desayuno, si es de huevos fritos mejor. Si te conviertes en patata frita ten cuidado que te comennnn!!

BEsotes

GCPG dijo...

¡Ay, Dios! ¿Quién eres tú y qué has hecho con Lala? El ser virtual abducido de alguien está escribiendo un universo paralelo que remite a la Galaxia Borgo y creo que se intercomunican a través de una zapatilla de andar por casa. ¿No notáis un extraño mareo? Las hediondas profundidades más allá de Orión, donde siguen ardiendo aquellas naves, surcadas por el círculo de asteroides del gres de Porcelanosa y agujeros negros por el que me siento engullido. ¿Hay un más allá de la zapatilla o es esto el fin del periplo? ¿Nadie nos va a rescatar de este submundo?

Saludos, Lala, dondequiera que ahora estés y sea cual sea tu forma.

Layna dijo...

Pero que imaginación que tienes Lala!!! te felicito enormemente!! siii de eso se trata, de compartir, reir y pasarlo bien evadiendose de la rutina diaria... que bien que lo has explicado.Un beso

Diego Fernández dijo...

Muy divertida Lala! Me lo he pasado genial.

Un beso!

Lala dijo...

Señor Gourmet, por lo que he podido rescatar de la mente de lala usted es otro bloguero que escribes cosas que a esa tal lala le encantan, por lo que he podido percibir de los pensamientos que tiene su mente. Yo sigo en la nave acolchadita esperando a que alguien continue contando algo sobre mi. En cuanto a esa tal lala, no os preocupeis, le devolvere su cuerpo en breve.

BEsos (eso es lo que suelo poner ella, no? me estoy humanizando... ggagaaethghskhkg!!)

Lala dijo...

Gracias Layna, te agradezco tus palabras, que, como siempre, son muy dulces. Seguimos leyéndonos y compartiendo estos momentos divertidos.

Un besote

Lala dijo...

Gracias Diego guapo! anímate a continuarlo que sigo en la nave acolchada y nadie me rescata, jaja!!

BEsotes

Ricardo Baticón dijo...

Hola Lala!

Jo, llevo un tiempo sin pasarme por tu blog!... Llevo un par de meses complicados con el tiempo... Junio y julio me vienen más tranquilos y promete pasarme con mucha más calma por aquí!

Un abrazo!

Lala dijo...

Muy mal!! abandonadita me tienes!! bueno, estos meses de verano serán más tranquilos o no! quién sabe!! jaja!

BEsos