Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

jueves, 26 de mayo de 2011

MEMEEEEEEEEEE

Bueno amigos, me ha dejado el testigo Diego del blog "el hombre de cristal" para que haga el famoso meme!! ya me lo había propuesto nuestro amigo Javi del blog "Cinódromo" pero al final se van pasando los días y no lo hago. Ya ha llegado el momento. Primero deciros lo que creo que significa la palabra MEME, jajaja!!!

Significa MEnuda MErienda de negros en la que me estoy MEtiendo sin la MEnte muy preparada que digamos. Bueno, sin MEdiar palabra y con muchas ganas, empiezo este temita. Espero que os guste. Hay tantas que es muy complicado elegir.


LA ESCENA MÁS DIVERTIDA

De la película "top secret" donde Val Kilmer, junto con todos los demás, hace que te duela la tripa de tanto reír. Todas las escenas son divertidísimas. La del vendedor ambulante, la vaca con botas, la lupa con el ojo gigante.....aquí os dejo este divertido vídeo.


LAS MÁS TRISTE


De la película "la vida es bella" cuando el padre esconde al niño para que no le encuentren diciéndole que es un juego y que si no le encuentran ganara el tanque. La lágrima esta asegurada.


LA ESCENA MÁS ALEGRE

De la película "con faldas y a loco" cuando bailan tango, me encanta!!!! sin palabras!!!


LA ESCENA MÁS AGRIDULCE

De la película de "Mystic river" cuando Sean Pean habla con Tim Robins en la terraza. He sido incapaz de adjuntar el vídeo aquí. Lo he visto en el youtube pero cuando le doy a adjuntar no me sale. Os dejo un trailer de la película, es muy buena, de mi adorado Clint Eastwood. El libro esta genial, os lo recomiendo.


este es el enlace para la secuencia que os digo:

LA ESCENA MÁS PERTURBADORA

De la película el "cisne negro", para mi toda la cinta es perturbadora. Hay escena verdaderamente escalofriante. No he encontrado una escena concreta que quería poneros pero os dejo este trailer.


LA ESCENA MÁS RARA

Unas cuantas de "la naranja mecánica". Muy buena pelí, pero están algo zumbaditos.




LA ESCENA DE SUSPENSE

Ese vaso de leche en la película "sospecha" donde Hitchock hace un truquito e ilumina por dentro el vaso para que nuestras miradas se centren en el  vaso y nada más. Ese ritmo pausado al subir las escaleras. Una maravilla, como casi todas las del gran maestro.



LA ESCENA MÁS TERRORÍFICA

No soy de cine de terror porque me da mucho, mucho miedo, la sangre no me da miedo ni terror, pero lo más terrorífico que he visto ha sido la película japonesa de "Ring". No me atrevo ni a buscaros el vídeo. Quedaros con la idea. Uy que miedooooooo!!!!

LA ESCENA MÁS ROMÁNTICA

En la película de "El hijo de la novia", del maravilloso director Campanela. La boda es fantástica, lo más tierno y romántico que he visto. Nos os desvelo nada por si queréis ver la película.


LA MEJOR ESCENA SIN DIÁLOGO

En la película de "tal como eramos" hay muchas escenas sin diálogo que me parecen una maravilla, cuentan solo con los gestos y las miradas, dos magníficos actores, como no podía ser menos, Robert Redford y Barbara Streisant. Una de mis escenas preferidas es cuando ellos bailan juntos sin hablar y luego ella se lo lleva a su casa y.... otra es cuando se encuentran en el bar y él esta dormido en la barra, ella se acerca muy despacio y le acaricia el pelo. Os dejo este vídeo donde la misma Barbara Streisant nos canta la preciosa canción de la película.



LA MEJOR ESCENA DE PELEA

La de "Kill bill II", cuando luchan Uma Thurman y Daryl Hanna en la caravana. Tremendo!! visto y no visto, jajaja!!


LA MEJOR ESCENA MUSICAL

Me encanta la película de "Moulin Rouge" yo no soy de musicales, solo algunos me gustan, pocos pero bien elegidos, jaja! entre ellos destaco esta deliciosa película romántica!!!con el guapo Ewan y la delicada kidman.


LA MEJOR ESCENA CON BAILE

De la película de "Greese" cuando bailan en el taller, fantástico este Jonh Travolta ¿Quién no lo ha bailado cientos de veces en un bar cuando han puesto esta música, con ese movimiento de brazos y la mayoría sin sabernos la letra?



LA MEJOR SECUENCIA ONÍRICA

Vuelvo con la película "Top secret" donde Val Kilmer sale en una secuencia onírica espectacular. Mejor verla. Toda la película es derternillante.

EL MEJOR DISCURSO

El del rey!! Jajajaja! Es broma!!! El mejor discurso el de la la película de “el indomable Will Hunting!” cuando un psicólogo, interpretado por Robin Willians, le habla a un joven con problemas, interpretado por Matt Damon.


EL MEJOR INICIO

En La película de "salvar al soldado Ryan" cuando desembarcan. Increíble!!!




LA MEJOR MUERTE

Me quedo con la muerte de los jovenes en la película de "el ultimo mohicano". Gran carga dramática en muy pocos minutos.


EL CLÍMAX MÁS CONSEGUIDO

En la película "el secreto de sus ojos", es una película perfecta en todo.




EL MEJOR FINAL

El de la película "dos hombres y un destino" con esos dos actorazos. La que lían en un momento!!!


LA ESCENA QUE JAMÁS TENDRÍA QUE HABER SIDO RODADA

La escena "Titanic" cuando la chica "peggy sue", jeje! esta en la proa del barco con los brazos abiertosss!! Ahhhh!! no puedo!! no me gusto nada la película, no me creía la pareja en ningún momento ¿Será por eso que no me gusto?


LA MEJOR ESCENA DE LA HISTORIA DEL CINE

Como es mi película preferida me quedo con esta escena de la maravilla "la gata sobre el tejado de zinc”



Aquí me despido, espero que os haya gustado y que hayáis pasado un momentito de felicidad cinéfila.

viernes, 20 de mayo de 2011

CINEMA PARADISO


Amigos blogueros, os presento una película que es imprescindible. Personalmente, me parece de una tremenda ternura y nostalgia. Es un homenaje al cine, a ese cine que tanto nos gusta. Su título, Cinema paradiso, título original Nuovo Cinema paradiso, un bello título para una bella película.
La primera vez que la ví en el cine me maravillo, y, cómo no, lloré como se tiene que llorar ;) Después me la compre y ahora forma parte de las películas de mi videoteca. El otro día me pregunto una amiga, ¿si tuvieras que salir de tu casa corriendo que cogerías? le contesté “mi supertele y mis pelis” (se entiende que esta respuesta es estando sola en casa, claro, no voy a preferir las pelis a las personas, ¿o sí?, jajaja).

¿Esto es real? las imagenes están atrapadas en esta tira!!


Cinema paradiso,1988, es la segunda película de Giuseppe Tornatore, después de “el profesor” 1986. Escrita por él con la colaboración de Vanna Paoli, tiene una importante base autobiográfica. Rodada en escenarios naturales de Palermo, Sicilia, ciudad natal de Tornatore, junto con la maravillosa banda sonora de Ennio Morricone (compañero de infancia de Sergio Leone, con el que colaboro en la mayoría de sus películas).

Escena tierna donde las haya

Es una cinta donde los protagonistas son todo sentimiento y ternura, apasionados por su trabajo, expresan el amor por el cine desde el principio, los sentimientos están a flor de piel constantemente, una historia donde el pequeño Salvatore, al que todos llaman Totó, empieza a descubrir su verdadera pasión por el cine de la mano de Alfredo, un proyeccionista de cine que comparte con el pequeño totó su soledad y le sirve de figura paterna en muchos momentos. Alfredo vive la infancia y la adolescencia de totó, su enamoramiento y todo lo que conlleva esa edad tan inocente de aquella época y le ofrece sabios consejos. Alfredo, interpretado por Philipe Noiret, nos da una lección de nobleza y humanidad que no te deja indiferente. Su actuación tiene un gran peso en la película, es la base sólida de la madurez y la sensatez. Con Alfredo reímos y lloramos. Es la esencia del amor por el cine.

Entrañable imagen de Alfredo y totó

Esa cara es la que se me queda a mi viendo buen cine

Totó, niño, es interpretado por Salvatore Cascio, un niño que transmite muchísimo en la pantalla, sus gestos, sus travesuras y esos ojos negros que lo quieren ver todo y aprender cuanto antes. Es un niño con magia y nos toca el corazón de una manera sorprendente. Después de esta película ha intervenido en alguna que otra pero nada destacable. Totó, joven, es interpretado por Marco Leonardi, espectacular actor que nos muestra su adolescencia y su enamoramiento por Elena, interpretada por la guapa Agnese Nano, se trata el tema de una manera muy bella y singular, seguimos viendo en él al pequeño totó, nunca se desligan los tres personajes que interpretan a totó. Marco empezó a interpretar a la edad de 15 años e hizo varias películas y series de tv, existe biografía de él hasta el 2009. Le recordamos también en la película “como agua para chocolate” 1992. Un buen libro y una bonita película.

Vaya plano

El personaje adulto de totó es interpretado por Jacques Perrin, un actor que también puso todo sentimiento en la película, su intervención es corta pero muy entrañable, sabe transmitirnos y recordarnos con solo su mirada, su calma y su manera de actuar, a los otros dos personajes, totó niño y totó joven. Este actor y productor francés ha trabajado en cine desde muy joven y ha vivido rodeado de teatro y cine desde siempre, ya que su padre era director teatral y su madre actriz.

Todo sentimiento, o no?

Es sorprendente la magnífica continuidad de los personajes, como los tres parecen uno y como se siente que los tres son uno mismo. No es tarea fácil en guión conseguir esto, pero, Tornatore lo hace de forma magistral.
No debemos olvidar la maravillosa fotografía de Blasco Giurato que forma parte indivisible de la banda sonora de Morricone, la fotografía y la música envuelven las actuaciones de los personajes como si de un baile se tratase, con elegancia, armonía y sentimiento, evocándonos a la nostalgia de nuestra propia experiencia y bagaje.

¿Qué ves? veo magia

Con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa 1989 como no podía ser menos. Aunque yo le hubiera dado unos cuantos más. No soy muy amiga de los Óscar, ni de los premios en general. Creo que es un mundillo bastante subjetivo.

Esta película tiene la esencia de película italiana 100%, con sus guiños de humor, con sus personajes secundarios y extras que redondean la película de manera asombrosa, el pueblo donde viven, sus calles, los personajes, el cine repleto de gente a cual más curiosa con caras de admiración viendo cine, esa cara es la misma que se me sigue poniendo a mí cuando veo una de estas maravillas en pantalla. Tornatore Sabe llevarte a ese fantástico pueblo y que sientas la esencia de cómo se vivía allí. Siempre arrancándote una tierna sonrisa. Tiene frases en los diálogos que son de diez y unos silencios que te conmueven.

Típica escena italiana, se puede escuchar el diálogo con solo mirarla
Tornatore ha sabido remover nuestros sentimientos a aquellos que amamos el cine y amamos a nuestras familias, donde nuestros sueños se ven reflejados en esta película. Es un viaje a la nostalgia, al amor adolescente, a la madurez, a los sentimientos nobles del ser humano. En definitiva, una película enternecedora que no hay que dejar de ver porque forma parte de nuestra propia vida.


"Cada uno de nosotros tiene una estrella que ha de seguir. Márchate, ésta tierra está maldita... la vida no es como la has visto en el cine, la vida es más difícil. ¡Márchate!, eres joven, el mundo es tuyo, yo ya soy viejo, no quiero oírte más, solo quiero oír hablar de ti... Hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del Cinema Paradiso cuando eras niño".


La magia del cine está presente, en cada mirada, en cada gesto. Cuando vemos cine somos nosotros mismos, con nuestra inocencia al ver, todos tenemos algo de totó que no debemos perder nunca. Nuestros sueños por cumplir y la admiración que sentimos por aquellos que hacen buen cine. Gracias Tornatore por darte y darnos tanto.


lunes, 16 de mayo de 2011

LA SAGA TREKI DEL HUEVO FRITO

Nuestro querido compañero bloguero, Miguel Zueras, del Blog BORGO ha escrito un cuentito muy divertido sobre “la galaxia del huevo frito” y se me ha ocurrido continuar su historia en mi blog. Quién quiera participar solo tiene que continuar la historia en su propio blog y para identificarlo le ponéis el título de la saga treki del huevo frito. De esta manera, entraremos, como de costumbre, en vuestros blogs, para leer vuestras originales y creativas propuestas sobre esta historia que Miguel ha escrito. Me ha parecido tan divertida que se me ha ocurrido la idea. Si queréis leer la primera parte de lo que aquí voy a contar debéis visitar el siguiente blog http://miquel-zueras.blogspot.com/ donde Miguel tiene escrito “la galaxia del huevo frito” publicado el 15 de mayo.



Bueno Miguel, continuo tu historia:

Yo soy una de las supervivientes de la nave-pimiento que cayó a eso que llamáis plato, donde dices que todos murieron. No todos querido terrestre Miguel, yo me salve de una muerte segura, y te diré que me salve porque al caer pude salir por una pequeña rendija de la nave, que, al golpear contra el plato se abrió.

Pude nadar por ese líquido espeso y anaranjado que vosotros, los humanos, llamáis yema (no veas lo que me costó, ¿Cómo os podéis comer eso? Que raros sois…) Al llegar a la pequeña isla blanca de un trocito de huevo que aún no te habías comido, me sujete fuerte al borde (menos mal que te gusta hacer el huevo con fritito por los bordes, de lo contrario me hubiera escurrido). Me arrastre como pude con mis piernas-tentáculos y mis dedos ventosas y quede tendida boca arriba con mis cinco brazos abiertos y la respiración entrecortada, apenas veía, tenía los ojos (nosotros también tenemos dos ojos como vosotros, aunque vemos como las moscas, todo multiplicado), bueno, como decía, tenía los ojos llenos de esa viscosidad anaranjada y el cuerpo también, no había manera de quitarme ese líquido de encima, cada vez espesaba más.



Todos os preguntaréis donde estoy ahora, ¿verdad? Pues os cuento, mientras yo analizaba la manera de quitarme ese líquido espeso del cuerpo, la isla blanca empezó a elevarse sujeta por un objeto plateado con tres pinchos, me escurría y me agarre a uno de ellos con fuerza. Me acercaba a un túnel oscuro, lleno de cosas cuadradas y blancas donde estaban incrustados restos del mismo líquido anaranjado que me cubría el cuerpo y trocitos de isla blanca, en medio de todo esa visión terrorífica, una cosa alargada de color rosado se movía dentro (una pesadilla). Me entro un pánico atroz, no quería entrar en ese túnel oscuro, no podía entrar allí, algo me decía que si entraba nunca saldría con vida. Miré hacia abajo y ví a lo lejos el plato, estaba lleno de líquido anaranjado y mi mente me decía: “salta, por lo que más quieras, salta”. Me solté del frío pincho plateado y, en lugar de caer en el plato, caí encima de una especie de nave terrestre muy acolchadita, dentro de esa nave estaba metida una de las extremidades de Miguel.



jueves, 12 de mayo de 2011

LUZ QUE AGONIZA





Aquí estamos de nuevo. Esta vez pasamos del musical dulzón de Funny face y nos adentramos en el thriller psicológico dirigido por George Cukor (1944), el director de actrices, como se le denominaba. El título original es “gaslight” que ya se estreno en el 1940. Aquí se llamo “luz que agoniza” para no confundirlo con la primera versión cinematográfica (a mi me encanta el título “luz que agoniza” más que el original “luz de gas”). Se trata de una adaptación de la obra del dramaturgo Patrick Hamilton (Angel street). Cukor nos muestra, cuatro años más tarde, este remake con unos protagonistas espléndidos. Cuando la MGM produjo esta película intento retirar la versión anterior con Diane Wynyard, aunque no lo consiguió.

Vaya tres,  me quedo con el de la derecha, por lo que pueda pasar...

Entre los protagonistas que "agonizan" en esta película nos encontramos a una fantástica Ingrid Bergman y a un misterioso Charles Boyer que, en ocasiones, nos parece un vampiro más que un ser humano, adopta poses y gestos que hacen que se te pongan los pelos como escarpias, que miedito. Ingrid interpreta a Paula, una joven enamoradiza y tímida con un pasado… (Hasta aquí puedo leer). Solo con su presencia, su belleza y su misteriosa mirada llena la pantalla.Gracias a su interpretación, Ingrid gano su primer Óscar. Charles Boyer interpreta al futuro marido de Paula.

Pobre Paula, vaya mirada

Como secundarios, nos encontramos, nada más y nada menos que a Ángela Lansbury, interpreta a una criada impertinente y algo ligerita, ya me entendéis. Su interpretación, para ser la primera película que hizo, esta muy bien. Lansbury esta jovencísima, quién la ha visto y quién la ve. Se ha escrito un crimen…


Qué grande esta mujer, lo descubre todo!

Otro secundario es Barbara Everst, es el ama de llaves que está un poco teniente, mujer mayor, y muy discreta que intenta ayudar a la pobre Paula. Un papel que a priori pasa desapercibido pero que, en un momento dado, cumple muy bien su función.

Desde el primer momento esta película nos presenta mucha tensión, algo se cuece en el ambiente. Charles Boyer, con sus gestos y miradas “vampíricas”, nos transmite sensaciones muy negativas, incluso cuando le dice a Paula palabras de amor dan ganas de decirle “corre Paula, corre, que esos ojos que te está poniendo no son precisamente de enamorado”. Nos recuerda al cine mudo, si no hablasen, se entendería casi igual, ya que son muy gestuales, de miradas expresivas, planos contenidos y cerrados. Apenas habían pasado 20 años desde que empezó el cine sonoro con la película “el cantante de jazz” (1927) y es comprensible que en las películas de los 30 y 40 aún fueran tan gestuales.

Nada es lo que parece

El efecto visual y sonoro de la película, con las luces y sombras es casi perfecto, luces que disminuyen de intensidad a cada momento, los ruidos siniestros en la casa, la música de fondo, todo nos envuelve. Es un logro la concordancia que consigue Cukor entre la actuación de los protagonistas y la estética de la película. Consigue una atmósfera maravillosa. Es muy Hitchkockriano, aunque nuestro amigo Hitchcock siempre te la lía más, le da más giros inesperados, más vueltas de tuerca, cosa que Cukor no hace, el lo muestra todo desde el principio tal cual es. Abro un paréntesis (¿no os pasa que siempre os equivocáis al escribir Hitchcock? ¿Solo me pasa a mí? Decidme que a alguien más le pasa, no puede ser que siempre me deje una letra o las ponga al revés. Será que no lo he escrito veces, madre mía!, y siempre voy a comprobarlo al bendito Google) cierro paréntesis.

Esa luz que agoniza

Si además de la atmósfera, la estética, lo visual lúgubre y la música, le añadimos que está ambientada en Londres donde la niebla juega un papel muy importante, nos quedamos heladitos de susto, se nos mete el frío de Londres en nuestros huesos. Esos exteriores de farolas encendidas, coche de caballos, policías paseando con ese uniforme característico, vecinas cotillas… tenemos de todo en esta cinta. El suspense está garantizado durante todo el metraje y no es para menos.

Los interiores también están muy cuidados, desde que entran en la casa donde van a vivir ya nos huele a naftalina. Muebles tapados y llenos de polvo, luz tenue, un piano (como no, no podía faltar), un gran cuadro, colgado en medio del salón, de la antigua dueña de la casa, de cuerpo entero, vestida con un traje que también debía oler a naftalina, mirando de frente, desafiante, como diciendo “pasad, pasad, que buena os espera”. Vaya caserón que se nos presenta, típico salón victoriano que asusta ya de primeras y piensas “si van a vivir en esa casa nada bueno les puede pasar”. El juego de las lámparas de gas que se apagan y se encienden nos va marcando el ritmo y la tensión de la película.

Esto sí es una atmósfera de suspense

Menos mal, amigos blogueros, que casi a mitad de la película aparece Joseph Cotten en escena, interpretando a un policía que está investigando, ¿os preguntareis el qué? Pues no os lo diré tampoco, así os entran más ganas de verla (como esta película es de suspense intento crearoslo a vosotros). Este personaje nos deja respira un poco más tranquilos, al menos la hermosa Paula no está sola y, ya que nosotros no podemos ayudarla, este hombre nos da ciertas esperanzas ¿la ayudará al final? Eso lo descubriréis cuando os sentéis a verla tranquilamente, con la luz apagada y en silencio…a que esperáis, para hoy ya es tarde, jajaja.

Hazle caso que este sabe de lo que habla!

No sé si será porque Charles Boyer te muestra una imagen y una cara escalofriante desde que aparece o porque Joseph Cotten tiene una cara muy dulce, el caso es que cuando aparece este hombre piensas “menos mal, alguien normal” ¿será normal de verdad? Os sigo liando para que la veáis, los que aún la tenéis pendiente. No vale mirar en internet la sinopsis, eso es trampa.

¿Da o no da miedo esta cara?

Es una película algo angustiosa si nos ponemos en el piel de la protagonista, lo pasa bastante mal dentro de la casa, una locura. La escena que más me gusta, sin desvelaros nada, es cuando va a un recital de música a casa de unos amigos acompañada de él. No os digo más.
La que se lía aquí

Bajo el argumento principal se nos muestra una temática compleja y actual. Relaciones matrimoniales, dominio del hombre sobre la mujer, se dibuja sutilmente las relaciones extramatrimoniales. Todo ello aderezado con suspense, intriga y una gran tensión dramática.

Se nos pone agresivo

Pese a que es una película previsible, te engancha y te hace apreciar, una vez más, el buen cine. Os la recomiendo, por la fotografía, la estética, por el fabuloso blanco y negro y por esos personajes. Ale, otra para la saca.

 

martes, 10 de mayo de 2011

FUNNY FACE


La escena más cursi de la película

Esta película, amigos blogueros, reconozco que no me entusiasma demasiado pero por Fred Astaire y Audrey Hepburn merece la pena verla y comentarla. La conjunción de ambos es magnífica, se nota que ambos estaban deseando trabajar juntos. Audrey soñaba con bailar con Fred debido a su pasión por la danza y Fred estaría encantado de trabajar con ella. He de decir que me pasa como con la película de Ariane, no me creo la historia de amor, no solo por la diferencia de edad (Fred, 58 y Audrey, 28), sino porque de repente, ella se enamora de él, sin más, algo forzado para mi gusto. Esta película la tengo comprada pero he de confesar que solo la he visto un par de veces.  La echaron el otro día en la sexta3 y aproveche a verla de nuevo, es tontería pero, si echan una película en la tele que ya tienes y has visto, en lugar de dejarlo y verla cuando te apetezca, te la ves en la tele con anuncios y todo ¿No os pasa?

Esta película se tradujo aquí como "una cara con ángel" no confundir con "Angel face" (cara de ángel) de Otto Preminger.


Con la edad de Fred y mírale, parece un jovencito

Dirigida por Stanley Donen en 1957. Obtuvo cuatro nominaciones a los Óscar en las categorías de vestuario, fotografía,  guión original y dirección artística. Stanley destaca por ser un genio de los musicales donde nos sorprendió con la gran película de "cantando bajo la lluvia", "siete novias para siete hermanos" y "Charada" entre otras, mi preferida es esta última.

Nos presenta una comedia romántica donde una bibliotecaria llamada Jo (Audrey Hepburn) se enamora de un fotógrafo dedicado a la moda llamado Dick (Fred Astaire). A mí, los musicales no me van mucho, la verdad. Que canten en medio de una escena, salvo contadas excepciones (Grease, West side Story, cantando bajo la lluvia, top secret......) me pone un poco nerviosa, jajaja. 

¿Que buscan?

Esta película roza un pelín la cursilería, sobre todo en el momento que cantan en el parque, cerca de la iglesia, ella vestida de novia para uno de los reportajes fotográficos y él con cara de enamoriscao!! Mientras cantan se suben a una tabla de madera que flota en el río y esta se aleja con ellos abrazados (demasiado dulzón para mi gusto).

 En cuanto al guión creo que está poco trabajado en lo relativo a personajes. Los temas musicales no acaban de cuajar y quedan algo ñoños. En esta película descubrimos el talento de Audrey para el baile, incluso para el baile moderno. Los mágicos pies de Fred y el baile que nos muestra Audrey, bailando  en un bar parisino es genial, se nota su aficción por el baile, una pena que se interrumpiese por la guerra aunque pudo retormarlo después.

Momento postmoderno. Típico de los años 50

El momento del bar en París, lleno de postmodernos, donde Jo (Audrey) baila porque necesita expresarse a través del baile según dice ella en la película, es divertidísimo. La cara que va poniendo Dick (Fred Astaire) que seguro que piensa "cuanta estupidez concentrada en un mismo sitio" o "que raros son todos", por poner un ejemplo, el momento en que Dick entra en el bar y ve a un hombre haciendo el pino y al preguntar cuánto tiempo lleva así le dicen que toda la tarde, de esta manera piensa mejor.


Retrata perfectamente los años 50 en París. Yo soy un poco como Dick, las cosas extravagantes y postmodernas no me van nada, como persona sencilla que soy, aprecio las cosas tal cual, sin locuras modernas y frases rebuscadas y complicadas para decir, la mayor parte del tiempo, nada de nada. Me gusta que las cosas se digan tal cual, sin momento de abstracción, sin sillas apiladas en medio de una sala cuyo título es "tocar el cielo" jajaja, eso no me va nada. Respeto a quién le guste, pero lo que es a mí...... Es lo mejor que expresa Donen, lo transmite muy bien, ese ambiente parisino de aquella época de postmodernos buscándose el alma entre otras muchas cosas, jeje. En esta escena, Jo (Audrey), baila vestida de negro con calcetines blancos y zapatos negros, vestuario muy típico en esos años de glamour  moderno.

Un vestuario a lo Michael Jackson, ¿no os parece?

Lo mejor de la película, para mi gusto, es el reportaje fotográfico que le hace Fred a Audrey donde sale vestida con diferentes trajes, a cual más espectacular. Destaco aquella escena donde baja las escaleras del Louvre con un vestido rojo y un chal que agita con los brazos extemdidos con una elegancia y una gracia que solo ella sabe. Detrás de ella vemos la preciosa escultura en mármol de la Victoria de Samotracia.  En cuanto al vestuario, una preciosidad, llevado por Audrey lo hace, además de bonito, elegante.


Fred y Audrey están encantadores.  Por ellos merece la pena ver la película. Fred lleva el baile en la sangre y Audrey la elegancia absoluta, además de su pasión por la danza.

miércoles, 4 de mayo de 2011

DESCALZOS POR EL PARQUE

Aquí os traigo otra de mis preferidas. La adaptación de la famosa obra de teatro de Broadway de Neil Simon, descalzos por el parque. Encantadora comedia romántica donde el guapísimo Robert Redford y la brillante Jane Fonda nos muestran una cinta llena de gag cómicos y miradas románticas mostrándonos a dos recién casados muy enamorados. Escena inolvidable nada más comenzar, donde Carie (Jane Fonda), aparece en frente de un ascensor vestida únicamente con una camisa de pijama de hombre, despide a su marido Paul (Robert Redford), de una forma muy peculiar desde el pasillo del hotel plaza de New york donde llevan seis días de luna de miel. Naturalidad, sensualidad y ternura contada en una sencilla escena.
Dirigida por Gene Sacks, actor, director teatral y cinematográfico acostumbrado a adaptar obras de teatro, sobre todo de Neil Simon. Impregna esta película de ese aire teatral que la hace muy cómica y con un ritmo auténticamente de teatro. Los escenarios, todos muy teatrales, interiores, con alguna respiración en las calles, pero poca. Después de esta gran película dirigió la inolvidable “la extraña pareja” con mis dos cómicos clásicos preferidos Jack Lemmon y Walter Matthau.

Un guiño a España con este póster de toros


Diálogos muy buenos, brillantes, ágiles y desternillantes. Un guión muy bien escrito por Neil Simon, conocedor de este ritmo teatral trepidante en sus diálogos. Se trata de una historia sencilla de dos recién casados que se instalan en su nuevo hogar, un nidito de amor que se encuentra, como buen nido, en el quinto piso sin ascensor, ¿que os parece? Todo gira en torno a este apartamento, la convivencia, los extraños vecinos, las visitas y las carencias del apartamento, donde no tienen ni calefacción, ni bañera, ni armario, por tener, lo único que tienen es un agujero en el techo acristalado donde entra el frío y nieve. Sin contar con el vecino extravagante que da mucho de sí en esta película. Sacks se mantiene fiel a la estructura de Neil Simon.
Otra escena que me parece sensacional es cuando se instalan en su nuevo hogar, Carie está en medio de un pequeño salón vacío y empieza a llegar gente. Primero el instalador del teléfono, un hombre alto, delgado, con cazadora negra y cinturón de herramientas. Parece un asesino a sueldo más que un instalador de teléfono, este personaje lo interpreta el divertido Herb Edelman, un actor cómico que veremos después en “la extraña pareja”, también dirigida por sacks. El instalador de teléfono, después de subir andando los cinco famosos pisos, llega exhausto y le pide un vaso de agua a Carie (Jane Fonda). Ella, aún no tiene vasos, ni muebles, ni nada de nada.

CARIE
(Con aire inocente)
¿No podría usted beber directamente del grifo?

INSTALADOR TELÉFONO
(Con cara de asombro)
No, no tengo suficiente aliento,
Y, ¿piensa usted vivir aquí arriba….. todos los días?

CARIE
(Sorprendida por la pregunta)
Sí, todos los días.

Luego llega el cartero, hombre mayor, bajito, delgado y con una graciosa expresión de susto y fátiga, vestido con traje marrón de arriba a abajo, incluida gorra. Después de subir cinco plantas, fatigado y con la respiración entrecortada, porta dos paquetes en sus brazos, mira a Carie y mira al instalador de teléfono. Carie le mira.

CARIE
(Al cartero)
Póngalo en cualquier parte.

El cartero tira los paquetes al suelo y mira al instalador del teléfono

INSTALADOR TELÉFONO
(Al cartero)
Lo sé, lo sé
CARIE
(Al cartero)
Oh!, siento mucho lo de la escalera

El cartero sin poder hablar, con mímica, intenta que firme el recibí de los paquetes.

INSTALADOR TELÉFONO
(A Carie)
Creo que ha de firmar usted ahí

El cartero le da las gracias con la mirada al instalador ya que sigue sin poder hablar. El cartero se marcha.

CARIE
Es una vergüenza dar un trabajo como ese a un viejo

INSTALADOR TELÉFONO
Puede que solo tenga solo 25 años, subir escaleras envejece

Robert Redford interpreta a Paul, un abogado recto, serio, responsable y encantador que intenta trabajar y cuidar de su esposa lo mejor que sabe. Jane fonda interpreta a Carie, una joven llena de vitalidad y optimismo, no sigue las normas, vive el momento y se divierte como la que más. Quiere que su adorable maridito se relaje y disfrute más de la vida, que no sea tan recto y formal. Ambos personajes están claramente diferenciados, perfectamente dibujados para que les queramos y entendamos a los dos por igual, no te decantas ni por uno ni por otro, ambos son adorables, con una de ser muy dispar. Jane Fonda está estupenda en esta película y el director así nos lo hace ver, ya que aparece bailando en sujetador, casi siempre enseñando sus magníficas piernas y en definitiva, una Jane divertida y sensual.


Existe un matiz más en esta gran película, la subtrama de la pareja compuesta por Charles Boyer que interpreta a Víctor Velasco, un seductor que vive en el piso de arriba y Mildred Natwick que interpreta a Ethel, la madre de Corie, una mujer muy sensible, divertida y formal y su entrada en escena es fantástica, llega al apartamento y sus gestos son espectaculares, si les quitásemos el sonido, no pasaría nada. Ambos acertadísimos en ambos papeles. Mildred Natwick fue nominada al Óscar como mejor actriz de reparto. Estos personajes le dan a la historia un aire muy jovial y divertido.

Divertida música de Neal Hefti que cuadra perfectamente con esta historia. Ritmos rápidos, lentos, disparatados. La música forma parte del diálogo.
Es una película por la que no pasan los años, es sencilla, divertida y fácilmente aplicable al día de hoy. Más de cuarenta años han pasado y te arranca las misma carcajadas que hace años. Lo bien hecho siempre permanece.