Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

jueves, 10 de marzo de 2011

VALOR DE LEY


Los hermanos Coen me tienen acostumbrada a películas bien hechas y originales y esta cinta, la verdad, me deja indiferente. Después de dirigir en 2009 “un tipo serio” película judía que no está nada mal, típica de los Coen, aparece esta nueva adaptación de la novela de Charles Portis “true grit” (valor de ley) que ya fue llevada al cine por Henry Hathaway junto al inolvidable John Wayne en 1969. La idea surgió porque, Joel Coen, comenzó a leerle la novela a su hijo cada noche para que se durmiese, quedo tan fascinado que se le empezó a ocurrir la idea de llevarlo a la pantalla una vez más. Tal y como confiesan los hermanos Coen, no tuvieron en consideración la película de Henry Hathaway ya que tampoco son muy amigos de los western ni de John Wayne. Quizás sea esto uno de los problemas que hace que la película no alcanza lo esperado.


Los tres actores de reparto encajan muy bien entre ellos pero se alejan bastante de ser algo excepcional, quedándose en normalitos. Vemos a Rooster Cogburn, interpretado por Jeff Bridges que, indudablemente, nos muestra una buena actuación pero también momentos monótonos y lineales e incluso cómicos, que nos distraen la atención. Matt Damon, sigue luchando por hacer películas diferentes, elegir buenos papeles y con buenos directores, como Clint Eastwood en “más allá de la vida” y en este caso con los hermanos coen. No parece tener suerte, este chico tiene gafe, las últimas películas donde interviene acaban siendo bastante regulares, ¿es simplemente una coincidencia? La culpa no es suya, eso es claro, de hecho en valor de ley, que interpreta a un ranger de Texas llamado La Boeuf lo hace bien, correcto, e incluso diría que es el único que le da un poco de emotividad a la película, pero últimamente le toca la china con las películas que elige, justo parece que los directores y guionistas que siempre son buenos hacen una película regular. En cuanto a la pequeña Mattie Ross, interpretada por Hailee Steinfelp, solo puedo decir que lo hace bien, tampoco despierta en mi un descubrimiento de una fantástica actriz, quizás en unos años nos sorprenda. A este personaje , le falta evolución, es lineal de principio a fin al igual que al resto de personajes, se ven pequeños esbozos de una evolución algo sentimentaloide de Rooster Cogburn (Jeff Bridges) hacía Mattie Ross (Hailee Steinfelp) pero es nimia.




Si querían evocar a los clásicos western, cosa que dudo, no me recuerdan a ellos ni en el vestuario, ni en la estética, ni en el ritmo. Es una película lenta, de diálogos que a veces cansan y no aportan, alejada de esos ritmos agiles a los que nos tenían acostumbrados los verdaderos western.




Habrá que poner todas las esperanzas en Tarantino con la película “el ángel, el malo y el sabio” en honor a Sergio Leone.








11 comentarios:

ATTICUS dijo...

Me ha gustado mucho tu blog y tu punto de vista.
Espero que sigamos en contacto.
Enhorabuena.
En cuanto a esta pelicula estoy de acuerdo contigo que le falta ritmo y ademas sin poder hacer sombra a la original.
Besos.

Lala dijo...

Muchas gracias Atticus, seguiremos compartiendo la magia del cine.

Besotes

Paco Montoro dijo...

Lala, me apunto tu crítica. Dicen los hermanos que no tomaron la película como referencia, cosa que dudo pues hay muchos planos copiado. De todas formas la película me gustó mucho, pero no soy muy amigo de los remake. A excepción de algunas, como por ejemplo Tu y yo de McCarey .
Bss

Lala dijo...

tienes razón en que tiene muchas cosas muy similares a la pelí pero así son los Cohen, por boca de ellos, en una entrevista que les hicieron, dice que no. En fin, ellos son así, a veces te sorprenden para bien y otras para regular. Cuando una pelí no nos convence lo mejor es salir a correr para olvidar y si nos gusta, también salimos para celebrarlo verdad? jaja

Ya te contaré que tal la media maratón de este domingo!!

Besotes

HABLAR SIN TAPUJOS dijo...

Me ha gustado más tu crítica que la película, en ocasiones sobran praderas y falta acción,,,jeje. Los actores están bien, falla el guión. gracias por tus críticas de cine. Besos

Javi dijo...

Hola, Lala. Muy bueno tu comentario y muy chulo e interesante tu blog.
A mí esta peli me gustó bastante. Cuando salí del cine me dejó algo frío, pero pasados unos días pensé bastante en ella y lo hice con agrado, y eso es algo muy importante. Me ocurrió lo mismo con, hasta el momento, mi peli favorita:-El padrino-. Cuando salí de verla de reestreno en el cine me dije: Joer, y era esto El padrino! Todo preocupado... y ya la he visto unas 20 veces, ahí es nada.
Es cierto que el ritmo no es el de los westerns de siempre, por momentos se ralentiza y eso le puede quitar cierto brío; también es cierto que su humor corta el desarrollo normal de la historia y que sorprende en un género que no está acostumbrado a eso, es cierto que es rara para ser un western; pero yo la veo una rareza maravillosa, especial, genuina. Me encanta el tratamiento que los Coen le dan a los personajes, no son precisamente estereotipos, y me gusta la peli por usar ciertos clichés del género, aunque no lo parezca por ese estilo inconfundible y el tratamiento tan personal que hacen de todo.
Lala, a mí la niña me encantó. No sólo tiene fuerza en pantalla, muchísima presencia, sino que es muy bonita, tiene un rostro distinto, racial, muy expresivo y simpático. Yo la tendré muy en cuenta. Y los otros dos personajes también me parecieron muy buenos, muy peculiares y difíciles de olvidar.
Bueno, hasta pronto, Lala, sigue con este bonito blog y tu buen hacer. Te seguiré. Hasta muy pronto ;-)

Lala dijo...

Muchas gracias por leer mi crítica. Me gusta mucho lo que escribes y como lo escribes. Es cierto que es una película genuina porque los Coen siempre nos dan eso y eligen buenos personajes pero siempre espero más de ellos. EL padrino es una de mis pelis preferidas y la he visto las mismas veces que tú. Quizás si valor de ley la veo otra vez saco mucho más. Quien sabe...;)

Besos y buen fin de semana

Javi dijo...

El único reproche que le hago a Valor de ley es que no llega a emocionar como se supone, eso es lo que dice alguna gente que la vio, y yo lo entiendo. A mí, sin embargo, sí que me llegó más que a esa gente que expresa eso; aunque no me emocionó como otras en las que eso puede ser casi (o sin casi) lo trascendental (esta peli emociona de otra manera, y con otras cosas diferentes a lo que estamos acostumbrados): tampoco creo que los Coen pretendieran eso, creo que aquí los sentimientos son más difíciles de interpretar y más complejos; no hay ningún tipo de sentimentalismo con el que te puedas sentir más cómodo.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Lala.

Magnífico blog cinéfilo. Mi enhorabuena. Gracias por enlazar mi blog y por supuesto que también aparecerá el tuyo en Vayapelimasguapa desde hoy. Tu blog, de visita obligada a partir de ahora.

Saludos!

GCPG dijo...

Te devuelvo la visita, Lala. Me temo que poco podré aportar, ya que no he visto la versión de los Coen. El hecho de que admitan no haber tenido la película de Hathaway en cuenta me parece bastante irrespetuoso ya que, en definitiva, se trata de un remake. Nada en contra de los remake, a veces son necesarios. Aunque, sinceramente, en este caso no lo veo necesario: buena dirección, buen reparto, en color... ¿por qué repetir lo mismo?

Y sí, pobre Matt Damon...

Lala dijo...

Gracias por visitarme Gourmet. Es cierto lo que comentas, totalmente de acuerdo contigo. Si ellos mismos afirman que Wayne nos gustaba, ni los Western tampoco.....entonces, no entiendo a que hacer la pelí...

ME quedo con Hathaway, sin lugar a dudas.

Besotes