Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

lunes, 13 de junio de 2011

ADIVINA QUIEN VIENE A CENAR ESTA NOCHE



Hola amigos. Muchos de vosotros me habéis aconsejado que empiece hablando de esta gran película  y así lo he hecho. El siguiente post lo haré de "amor a quemarropa". Soy débil ante el cine clásico, no puedo evitarlo, sencillamente, no puedo evitarlo.

Nos encontramos con la maravillosa película de Stanley Kramer “ADIVINA QUIEN VIENE A CENAR ESTA NOCHE”(1967), con un guión de Wilian Rose. Tres actorazos encabezan esta cinta y aportan una magnífica interpretación. Katharine Hepburn, Spencer Tracy y Sidney Poitier, son el triangulo que te engancha para disfrutar de esta estupenda película. La joven Katharine Houghton, sobrina en la vida real de Katharine Hepburn, vuelve locos a la pareja formada por Katharine Hepburn y Spenser tracy, que interpretan a los padres de la joven Joanna (Katharine Houghton), por un asunto, como no, de amor, un amor algo peculiar para aquella época, donde los prejucios raciales y la hipocresía estaba a la orden del día. Convencionalismos fingidos y en definitiva, una época de la que muy pocos podían escapar del qué dirán. Hoy en día, siguen pasando cosas parecidas, de la misma índole o diferentes, pero están ahí. Hay gente que se ha quedado estancada en los años 50 e incluso en años anteriores. Una pena.


O tienen frío, o no se escuchan bien, o están loquitos el uno por el otro

Pese a ser una familia abierta y liberal para aquella época, y pese a que educan a su hija para la tolerancia y todo los demás ,se van a encontrar con un dilema al que se van a tener que enfrentar cara a cara. Aquí es donde empieza todo el embrollo. Tendrán que plantarse frente a sus ideas  y convencionalismos sociales, que hasta el momento les habían valido y empezar a aceptar otra realidad. Se les desmontara todo el puzzle en un segundo. Merece la pena ver cómo se resuelve el enredo.

Es la novena y última película donde aparecieron juntos Tracy y Hepburn, ya que el primero murió 17 días después de finalizar su rodaje, de un ataque al corazón. Era muy conocido el romance que mantenían ambos, aunque nunca reconocido. Se hacía evidente frente a las cámaras, una pareja que se amaba de verdad. A veces no sabías si estaban interpretando o se lo decían realmente. Como en la frase que le dice él a ella en esta película: “si ellos se quieren la mitad de lo que nosotros nos quisimos será suficiente” tremenda la cara de ella, su mirada. No puedo evitar llorar con esa escena. La química entre ellos era extraordinaria. De hecho, Katharine Hepburn nunca pudo ver esta película porque le llenaba de tristeza. Cuando recibió el Óscar se lo dedico a tracy diciendo que se lo había robado.


Si esto no es amor verdadero, dejo de creer en el amor

Es una película donde los personajes y el diálogo son cruciales, las relaciones personales y familiares son imprescindibles ya que el escenario donde se desarrolla toda la película es, casi en su totalidad, en una casa, donde una hermosa terraza hace que la película respire de vez en cuando. Los movimientos y colocación de los personajes durante toda la cinta son perfectos, tiene esa esencia teatral que a mi me encanta. Las películas con pocas localizaciones y buenos diálogos, diálogos inteligentes me parecen muy complicadas de hacer, quizás por eso las valore más.

Tienen un problema serio, a juzgar por sus caras

Hay una escena maravillosa, de las pocas localizaciones que hay en el exterior, que es cuando van en coche Christina (Katharine Hepburn) y Matt (Spencer Tracy) a comprarse un helado. Me parece una escena preciosa, como Matt pide el helado, cómo reacciona la camarera joven que masca chicle y les mira con pensamiento “estos viejos chiflados”. Una escena my tierna. Esta película esta llena de estos buenos momentos. De diálogos cargados de sentimientos. A pesar de que tratan un tema bastante complejo para aquella época, lo tratan de una manera muy directa y poniendo mucho corazón en todo lo que dicen. Espectacular el discurso final que da Matt (Spenser Tracy). Sería su último diálogo en el cine. Solo de pensarlo se me saltan las lágrimas.

Enternecedores, son como niños

Katharine Hepburn hace una interpretación de diez. Pese a su acuciado parkinson, que ya muestra en esta película, esta espléndida. Su mirada, su dulzura, su expresividad sin palabras traspasa la pantalla.
Spencer Tracy siempre nos arranca una sonrisa, tiene gestos irónicos que nos hacen reír, su interpretación aquí es una de las mejores para mi gusto. Junto con la adorable Katherine forman un dúo perfecto y hacen, de una buena película, algo sublime. La interpretación de Joanna (Katharine Houghton), es muy vitalista y alegre, no es la bomba pero es aceptable para la película. John, interpretado por Sidney Poitier, hace un papel de hombre serio, correcto, responsable y enamorado. Le he visto en otras películas algo mejor que en esta,  en cuanto a interpretación se refiere, pero, pese a todo, esta estupendo. Quizás la película exagere un poco con el curriculum de este personaje, es casi una eminencia. Yo le hubiera puesto algo más modesto, para dar más fuerza a la película, puede que le hayan dibujado como demasiado perfecto.

Un reparto inmejorable

No debemos olvidar al secundario Cecil Kellaway, que interpreta a un reverendo muy amigo de la familia, pese a que ellos no son religiosos. Aporta ese toque de dulzura, serenidad y sensatez a la película. Otro de los personajes es la criada de color, interpretada por Isabel Sanford, es curioso como ella, siendo de color, es la primera que rechaza al pretendiente de color John (Sidney Poitier), tiene escenas muy divertidas al respecto.


El único problema que veo en esta pareja es una diferencia de pigmentación, o no?

Es una película tierna, espléndida, atemporal y llena de guiños cómicos. Hay que verla, al menos una vez.

28 comentarios:

Javi dijo...

Me gusta esta película, sus diálogos, como comentas, llenos de sentimiento, y la relación que se establece entre los cuatro protagonistas para tratar, o solucionar, un tema peliagudo que tiene que ver con los convencionalismos y las mentalidades de una época en donde ciertas cosas no se aceptaban (aún ocurre hoy) tan bien. Después de todo los padres de la chica miraban también por su bien y de algún modo creían que si su hija se casaba con Poitier podía tener dificultades en la vida por una sociedad que aún no estaba preparada para aceptar eso (sin contar con el extremismo del racismo).
Catherine Hepburn y Tracy están increíbles, y Poitier está bien, pero sin más. De Poitier guardo gran recuerdo de Rebelión en las aulas... gran interpretación en ésta, y de En el calor de la noche, realizada el mismo año que ésta de la que comentas.
Muy buena entrada, Lala, y bienvenida después de unos días sin aparecer. Nos vemos.

Manderly dijo...

Nunca me canso de verla y es que a parte de un gran guión tiene a esos dos magistrales actores que una vez más nos atrapan en sus perfectas interpretaciones. Las escenas entre Hepburn y Tracy parecen sacadas de su propia historia personal.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola lala, tiempo sin leernos. La peli, es un clásico, Hepburt y Tracy estan de antología y es cierto es una peli, para ver más de una vez.

Besotes. soy Susan

miquel zueras dijo...

Me alegra mucho ver que vuelves a ponerle las pilas a tu blog. El duo Hepburn-Tracy se despidió con buena nota con esta película, creo que Tracy no llegó a verla estrenada. Yo también no pude evitar preguntarme si el personaje de Poitier hubiera sido igualmente aceptado si fuera de origen más modesto y encontré algo forzado que anunciaran que se habían casado y que tuvieran que partir tan apresuradamente pero es una película con encanto. Besos. Borgo.

GCPG dijo...

No lo evites, querida Lala. La comunidad bloguera agradece que la llama del cine clásico no se extinga, ante tanto cine moderno extintor.

Saludos

Lala dijo...

Hola Javi, gracias por visitarme de nuevo después de unos días complicados. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Poitier me gusta más, sin lugar a dudas, en cualquiera de las dos que comentas. En el calor de la noche me gusta bastante, lo hace mucho mejor que en esta. Del resto, lo que tu comentas, actuaciones de diez.

Un besito

Lala dijo...

Hola Manderly. Como tu bien dices, la historia de estos personajes y las frases que se dicen, así como sus miradas complices, parecen sacadas de la vida real. De ese gran amor que se tenían.

Un besote

Lala dijo...

Hola Susan, veo que sigues teniendo problemas con el blog. Es una película para ver más de una vez. Yo al menos la he visto una docena de veces, jaja. Lo mío ya es vicio.

Besotes

Lala dijo...

Hola Miguel, gracias por pasarte de nuevo por aquí. Tracy no llego a ver la película y tampoco la pudo ver Hepburn ya que la ponía muy triste. Si, tiene escenas algo forzadas pero aún así es una película con mucho encanto y sentimiento.

Un besote

Lala dijo...

Hola Gourmet!! claro que no lo voy a evitar, el cine clásico, pese a quien pese, es espectacular, tiene una esencia que hoy en día no se consigue ni de lejos.

Besotes

SqSmaravillosa dijo...

Una película, como muchas clásicas, por las que no pasa el tiempo. Traslada esa misma situación a nuestros días, y aunque la mayoría no nos consideramos racitas, se producirian situaciones muy parecidas. REspecto a las interpretaciones como ya te comenté anteriormente, estupendas. Hepburn sigue en su linea y Tracy, consigue una de sus mejores puestas en escena ¡Quién iba a pensar que poco después abandonaría este mundo!. Una pelicula genial. Un beso.

deWitt dijo...

Hola Lala: al final te has decidido por "Adivina..." jejejeje!
Me gusta mucho esta película y poco puedo añadir a los comentarios de tus seguidores. Sí me gustaría destacar el papel de la madre de Poiter que considero más que notable. Y otra cosa más,en plan fashion-victim: en abrigo negro que Hepburn lleva al principio de la película con el pañuelo rojo y los cuadros en el forro: es maravilloso, jajaj!

Bicos

Lala dijo...

Hola sqs. El tiempo no pasa y es cierto que hoy en día nos sorprenderíamos de muchas cosas que creemos que ya están superadas. Si, tracy esta sensacional, una pena que la gente desaparezca así, de repente.

Un besote

Lala dijo...

Hola Dewitt. No puede evitar empezar por esta. Ya sabes...cine clásicooo!! no te preocupes que la siguiente será "amor a quemarropa".

Me alegro que hables de los padres de Poitier y en especial que nombres a la madre. Pensé mencionarlos pero al final se me paso. La verdad es que la madre de él lo hace estupendamente. Sus caras, sus gestos, muy buenos. En cuanto al abrigo de la gran Hepburn, que te puedo decir, una maravilla, como tú dices. Gracias por pasarte de nuevo por aquí.

Besotes

J. feat. J. dijo...

Veo que te has decantado por el orden cronológico. Eso está bien. XP Es cierto lo que comentas: las pelis con escasas localizaciones o pocos decorados que no aburren sino que se sostienen gracias a la pericia del guión y los actores, tienen un valor incalculable.

Un abrazo!!

David Amorós dijo...

Pues la veré, como dices, ni que sea una vez. Muy bonita la historia que explicas entre Hepburn y Tracy. Un abrazo.

Lala dijo...

Si, el clásico es el clásico. Como bien dices, los buenos diálagos y las pocas localizaciones, si la peli es buena, no hay nada más que decir.

Besitos

Lala dijo...

Pues si David, al menos una vez hay que verla, aunque solo sea para ver los gestos de esta pareja que se les nota a la legua que están enamorados.

Besitos

Atticus dijo...

Hola Lala, me hago seguidor de tu blog desde ya. Qué buen comentario de Adivina... Un saludo.

Lala dijo...

Bienvenido a mi rinconcito de cine Atticus. Pásate cuando quieras que aquí estaremos, compartiendo cine.

Besos

Estrella Altair dijo...

La he visto un montón de veces y esa parte de la pigmentación es genial, me encanta..

todo en ella, pero sobre todo su bondad..

es ejemplar

y el tal Sidney que está muuuuuuuy requete guapo...

Besos ..

Me he quedado encantada con tu ramillete de sonrisas.. me han parecido bellas y despiden olor a amor y a brisa fresca..

Lala dijo...

Si, es un detalle muy bueno el de la pigmentación, al fin y al cabo es solo eso. Y sidney, como dices, muy guapo, aunque algo serio, se tenía que haber relajado más, jaja!!

De nada, es un placer regalar flores de sonrisas, que mejor para empezar el día.

BEsos

Mario dijo...

La he visto y me gustó bastante, hice una reseña en mi bitácora al respecto, sobre la relación y los prejuicios, el amor ante toda barrera, que ya para la época era mucho más alentadora la situación para los afroamericanos en comparación al pasado. Tracy y Hepburn perfectos en su respectivo rol, se puede ver claramente la química y el amor que se tenían que conjuga bien con el de los jovenes. Es un estupendo clásico. Un abrazo.

Mario.

Lala dijo...

Hola Mario, gracias por tu visita. Esta película es genial, y si encima añadimos el amor real de esta gran pareja que se refleja en la pantalla, mejor aún.

BEsotes

daniel dijo...

Esta cinta es MARAVILLOSA! Y trata un tema sumamente delicado para aquellos tiempos de una manera portentosa. Lo mejor cae en sus diàlogos y en las inmensas interpretaciones de Hepburn, Tracy y Poitier. Una historia que fascina demasiado.

No conocia tu blog, me hago seguidor y de paso te envito al mio ;-) SaludosQ!!!!

David C. dijo...

Mientras te leía iba recordando la escena de los helados entre Hepburn y Tracy. Luego me puse a pensar en la actuación de Poitier. Mi conclusión es que Hepburn tiene razón cuando dice que le robo el Oscar a Tracy.

"Adivina quien viene a cenar esta noche" es un clásico por Tracy. Su interpretación es genuina, real, por eso convence con su papel.

Saludos.

Lala dijo...

Hola Daniel, bienvenido a mi rincón de cine. Serás bienvenido siempre que quieras. Ahora me paso por tu casita y te leo.

Como bien dices, los diálogos y el plantel de actorazos es estupendo. Acompañado de un tema bastante peliagudo.

Besotes

Lala dijo...

Hola David c. Gracias por tu visita. La escena de los helados es magnífica, sobre todo por la actuación de tracy, que como bien dices, es genuina y natural.

Besotes