Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

viernes, 21 de enero de 2011

ARSÉNICO POR COMPASIÓN: LA SENCILLEZ DE REIR


Nos encontramos ante una gran obra de humor negro de 1944 con un elegante y divertido Gary Grant y la inocencia seductora de Priscila Lane. No debéis dejar pasar la oportunidad de reir y enterneceros a la vez con esta película donde unas tiernas y amables viejecitas nos hacen pasar unos minutos donde no sabemos si juzgarlas o amarlas.

Frank Capra vuelve a entretener con la doble moral que tanto nos gusta. Nuestro pequeño demonio, que a veces aparece en nuestro hombro, nos incita a reirnos de forma pícara y a tener una sensación de travesura unida al ¿y por que no?

Es curioso como por mucho que hoy en día intenten emular a los clásicos de mil maneras y formas diferentes es, sin lugar a dudas, una tarea bastante díficil. Seguramente no me equivoco al darles mi punto de vista al respecto. En la actualidad estamos muy pendientes, demasiado, de agradar y hacer reír de una forma algo artificial y ese es el problema; olvídamos la naturalidad, la sencillez y el buen gusto a la hora de hacer una comedia, un drama e incluso ficción. Ahora no jugamos con canicas sino con las "maquinetas" y todo lo hacemos más complicado de lo que es.

Frank Capra es hombre de canicas y de juegos callejeros y sabe como hacer reír de forma sencilla. Esta película no destaca por ser obra maestra, con una estructura de guión perfecta y con actores redondos. Destaca por su sencillez, por el fluir de toda una trama sin riesgo a equivocarse, porque al fin y al cabo es eso, una comedia sencilla donde cada personaje rebosa ternura y donde pasar la risa esta asegurada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la comparación del cine clásico con un juego de canicas: sencillo, sin artificios, pero divertido siempre, atemporal.

Publica críticas más a menudo. Se agradecen...

David C. dijo...

Excelente post. Quiero ver la película. Películas buenas las que se hacian antes. Ahora también, pero muy pocas. Antes se hacia bastante cine reflexivo.

Lala dijo...

Es cierto David, películas como las de antes no hay. Hay buenas y malas pero con la esencia de cine clásico, ninguna.

Besotes