Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

domingo, 24 de abril de 2011

ARIANE "LOVE IN THE AFTERNOON"


Seguimos con el gran Billy Wilder, esta vez con otra comedia romántica, más romántica que cómica, la estética nos recuerda a Lubitsch, con el que colaboro como guionista en los primeros años de carrera. Esta película rezuma Wilder por los cuatro costados con la encantadora Audrey Herburb junto con Gary Cooper y otro de los grandes, Maurice Chevalier. Esos diálogos afiliados e irónicos donde Wilder y Diamont saben tratar los temas mas peliagudos con la mayor de las sutilezas. Wilder siempre nos muestra a la mujer como aquella que maneja los hilos, que, pese a su aparente inocencia, es capaz de volver loco a cualquiera, incluso a un playboy ya maduro y experimentado que se va a encontrar con una dura contrincante.


Audrey interpreta a Ariane, una joven estudiante de música que se enamora de un seductor playboy, en este caso, Gary Cooper, que interpreta a Frank Flannagan, millonario conquistador. Que mejor escenario para que transcurra todo que en París. ¿Se os ocurre otro sitio mejor?, ¿Venecia?, podría ser, pero sería como "vacaciones en Roma", además, París tiene esa elegancia que se complementa con Audrey, con su forma de andar, de reír, de mirar, en definitiva, Audrey es a París como París es a Audrey. Esta película estaba pensada en un primer momento para Gary Grant, pero este rechazo el papel. Para mi hubiera quedado mucho mejor porque la química entre Audrey y Gary Grant era algo especial.


Al final se hizo con Gary Cooper, que en esta película, ya sale algo mayor y en mi opinión, esta también un poco desmejorado, de ahí que casi siempre se muestre su rostro oscurecido. Wilder soluciona este tema con una frase de guión donde Ariane dice "los jóvenes me parecen engreidos, torpes y con muy poca imaginación". Pese a sus palabras yo, como espectadora, no acabo de creerme mucho este romance. De todas formas, se suple todo con la maravillosa actuación de Audrey, los diálogos, la fotografía y, en definitiva, por ser una película del gran Wilder que nos vuelve a dar una lección de cine bien hecho.


No debemos olvidarnos de la gran actuación de Maurice Chevalier que interpreta a un detective privado, Claude Clavasse, padre de Ariane. Se muestra divertido, tierno y encantador. En la foto, es el que aparece a la derecha.


Como he dicho con anterioridad, el guión es fantástico y las frases están perfectamente colocadas. Os muestro alguna de ellas:

"Perdone que le moleste pero le van a matar, su amigo esta detrás de esa puerta con un revólver, un gran revólver". (Ariane)

"Si hubiera más amor entre los humanos habría menos cadáveres".  (Ariane)

"¿Quien se sienta en la maleta en los demás sitios?" (Ariane)
"¿Sabes usted que me desconcierta?, no puedo descifrarla" (Flannagan)

"El que ama y huye vive para amar un día más" (flannagan)

"Cuando un hombre suda por la mañana es que ha tenido una noche muy buena o muy mala" (Clavasse).



Maravillosos planos en esta película en blanco y negro donde Audrey sigue llenando la pantalla con esa luz a la que nos tenía acostumbrados. Pese a que en la película es muy joven (27 años) la hacen aparentar menos edad (19 años) y Gary Cooper que ya tenía sus 55 años parece mayor. Tiene una fotografía brillante en blanco y negro a cargo de William C. Mellor ("Gigante" y/o "La historia más grande jamás contada" entre otras muchas), en escenarios muy bien elegidos como el hotel Ritz de París donde en la suite número 14 se hospeda uno de los protagonistas y donde un cuarteto de Zíngaros entran y salen de la habitación para amenizar las conquistas del seductor flannagan.


La música de Franz Waxman que ya intervino en "Sospecha" y "Rebecca" son las canciones tocadas por el inolvidable cuarteto zíngaro  que le dan a la película un tinte muy cómico, este cuarteto no eran actores sino unos músicos que encontro Wilder en un bar. Acompañan a Flannagan en todas sus conquistas. Escena muy simpática cuando dan un paseo un barca y detrás de los enamorados les sigue otra barca con los músicos zíngaros. O cuando Flannagan se mete en un taxi y los músicos se meten detrás de él y siguen tocando. O en la escena de la sauna, donde los músicos siguen tocando en traje y sudando mientras Flannagan esta desnudo con tan solo una toalla. Es brillante.
Tiene maravillosas escenas, la del perro, la bañera donde se sale todo el agua, el mensaje que deja grabado Ariane para Flannagan en un magnetofón y que esté escucha una y otra vez para mostrarnos con esta encantadora escena lo enamorado que esta de ella. Música de fondo de desesperación mientras las copas desfilan por la mesita de ruedas que es lanzada por flannagan a los músicos y de estos a flannagan de nuevo. La escena donde están ambos tirados en el suelo como dos adolescentes enamorados...y tantas otras.


De nuevo Wilder nos deja encantados y enamorados de sus películas. en esta ocasión esta romática y cómica cinta donde París y Audrey nos dejan con una tierna sonrisa.



13 comentarios:

Cristina dijo...

La ví hace ya tiempo, y disfruté. Audrey como siempre fabulosa, y Gary algo viejete. Es verdad que falla un poco la película por ahí, es un romance algo forzado por esa diferencia de edad. Lo salva la actución de Audrey. La ambientación y la música nos transportan a ese Paris de ensueño. Los secundarios muy convincentes.
Un placer verla.
Muy buena entrada.
Un saludo

Mario dijo...

Una más de Wilder que luce extraordinaria, con grandes actores como Audrey Hepburn y Gary Cooper, la historia del amor entre una jovencita inocente y un seductor adinerado, como dice el dicho no existe distancia entre el amor sea la que fuera. Seguramente ha de ser una película divertida con su toque dramático. La anoto para verla, ya tengo varias de Wilder que deseo observar. Muy buena reseña. Un abrazo.

Mario.

David Amorós dijo...

Pues dejo constancia, no sin cierta vergüenza, que jamás he visto esta película de Wilder. Intentaré poner remedio porque cualquier película de este director merece la pena y porque tu crítica entusiasta y llena de vitalidad ayuda aún más si cabe a la ilusión de ver la peli. Un abrazo.

David dijo...

Vaya coincides con los chicos de 24x segundo en la peli, comentaré un poco lo mismo. A Arianne le falta lgo para llegar a funcionar tan bien como las comdias más emblematicas de Wilder, ese punto de locura y acidez que caracteriza a "Con faldas y a lo loco", "Un dos tres" y "Primera plana".
Por lo demás es una peli impecable, repleta de clase (con Audrey, Cooper y Chevalier nada menos) y de momentos Lubitsch y por lo tanto muy recomendable... pero desde mi punto de vista un Wilder menor.
Un saludo y felicidades por la entrada.

Lala dijo...

Hola Cristina guapa, gracias por tus comentarios y por leerme de nuevo. Tengo ganas de volver a París, aunque sea sin músicos zíngaros ¿verdad? Besotes.

Hola Mario, no dejes de verla porque merece la pena. Todo lo que hace Wilder es para ver, reír y disfrutar. Gracias por entrar. Besos.

Hola David Amorós, después de las vacaciones cuesta volver al trabajo pero, si puedo sacar un ratito para hablar con vosotros y disfrutar de mi verdadera pasión, mejor que mejor. Gracias por tu comentario y te recomiendo verla porque es Wilder, es Audrey, es París....Besos.

Hola David, bienvenido de nuevo por mi rinconcito. No conozco este blog que me comentas pero entraré para echarle un vistazo y leer la crítica de esta misma pelí. La verdad es que no es igual que "con faldas y a lo loco" que me encanta, pero merece la pena, como bien dices, verla para disfrutar de tres grandes actorazos.
Besotes.

deWitt dijo...

Hola!!!

Es Wilder y es Hepburn, ya sólo por eso es obligatorio verla, pero, yo confieso, no es de mis preferidas ni de Wilder como director ni de Hepburn como actriz. No obstante, estoy de acuerdo contigo!!

Saludos

Lala dijo...

Hola dewitt, gracias por pasarte. Solo por ellos merece la pena. No es de las mejores de Wilder pero es obligado verla. aunque solo sea por ellos y por los músicos zíngaros.

BEsos

Dickson dijo...

Pues no la he visto, pero si la recomiendas tan vivamente habrá que remediarlo. Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

La película, es quizás una de las menos recordadas de Audrey, pero sin duda destila romanticismo, y además del bueno, en todas sus secuencias.Gary, es cierto que está algo envejecido para interpretar el papel de galán, pero los grandes como él, y como por ejemplo Clark Gable ,siempre salvan sus papeles con dignidad, y además: el que tuvo retuvo...eso es algo obvio en estos grandísimos y atractivos actores. Un abrazo.

Jota Pueblo dijo...

Es una película con algún que otro fallo que me encanta, pese a ello y pese a Chevalier, que es un actor que me pone nervioso, y no sé por qué... Será manía personal. Totalmente de acuerdo contigo en lo de los músicos zíngaros.... ¡qué grandes! Un saludo

Lala dijo...

Pues Dickson no te queda más remedio que verla. ESto es así!! se nos acumulan las pelís!!

BEsos

Lala dijo...

Tienes razón sqs, el que tuvo retuvo, como siempre le digo a mi madre que es muy requeteguapa!! siempre le digo la que tuvo retuvo!! eso pasa con estos actores,siguen siendo muy atractivos a pesar del paso del tiempo.

BEsos

Lala dijo...

Hola Jota, que gracioso!! es cierto que hay actores igual que nos pasa con personas que conocemos que, por alguna extraña razón, nos ponen algo tensos o nervisosos o simplemente no nos gusta como actuan. ES natural, hay tantos y somos tantos. Eso es lo bueno, poder compartirlo con los demás e intercambiar opiniones. Respecto a los zíngaros, sería estupendo podertelos llevar al trabajo un ratito para amenizar, ¿verdad?

Un abrazo