Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

miércoles, 27 de abril de 2011

LA SONRISA DE UNA ESTRELLA


De nuevo me despido de otra gran estrella, María Isbert, para mí eres una secundaria de lujo y la protagonista de muchas de mis sonrisas y buenos momentos. Comenzaste con la película “la vida empieza a medianoche” y a partir de entonces ya no paraste, colaborando en 250 películas. A tus 94 años nos dejas, ya llego tu hora de hacer reír a los ángeles y a tus compañeros de cine español que te esperan con los brazos abiertos.


Siempre he admirado la gran vitalidad que desprendías, tu sentido del humor, tu sensibilidad y tu empatía con todo aquel que se acercaba a ti, nunca perdiste la gran modestia que te caracterizaba. Tuviste que trabajar mucho y sacar sola adelante a tus siete hijos, aún así, nunca te rendiste, todo lo contrario, trabajaste sin descanso en tu gran pasión, el teatro.


Nunca te quejaste, siempre tenías una amable palabra para cualquiera, tu gran corazón se notaba nada más verte. Nos dejaste muchas lecciones que no se aprenden en la escuela con estas grandes frases:

"Mira, la tristeza es una cosa terrible, la peor compañía que puedas tener, es como una fiera que te lo destruye todo. Pero no tiene nada que ver con llorar, también hay que saber llorar para que acabe pronto y a otra cosa, mariposa".

"En las giras por el norte siempre íbamos con mucho miedo de que saliera el sol y la gente se fuera a la playa en lugar de venir a divertirse al teatro, así que íbamos a pedirle al Señor que lloviera bonito y sí, qué quieres que te diga, siempre se largaba a llover".

"A estas alturas lo único que sé es que la vida es maravillosa, aunque nos tenga muy atareados de susto en susto".

"Yo debuté con mi padre a los 8 años en 'Nuestra Natacha' de Casona, no me acuerdo de nada, pero de una cosa sí, una cosa que me acompaña siempre: los aplausos, imagínate qué divertido para una niña, parecía que todos los aplausos habían nacido sólo para mí, fíjate qué tontería más grande".

"Los cómicos solemos decir ante la muerte de un compañero, se murió fulano, pobrecito, y no es porque no creamos que se fue al paraíso, sino que el pobre ya no va a venir al camerino a prepararse con miedo a olvidar la letra, y eso es tan emocionante, sobre todo cuando sales a escena y ya pierdes todo temor, jajaja, en cuanto empiezas te acuerdas hasta del texto de tus compañeros".

Viviste tu gran sueño, interpretar y estar siempre en el escenario. A tu padre, el gran Pepe Isbert, nunca le hizo gracia que te dedicases al espectáculo y quería que estudiases. La guerra favoreció que no pudieses seguir estudiando y todo te encamino a tu pasión, el teatro.



Fuiste nombrada Académica de Honor por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y de nuevo nos arrancaste una sonrisa cuando subiste a recoger el premio. Dando de nuevo una lección de humildad y generosidad donde tu hijo, Tony Isbert, que te entrego el premio, se sintió muy orgulloso de ti.


 
María, has sido un referente del cine español para todos nosotros y nos deja tristes pero con una sonrisa. Descansa en paz.





29 comentarios:

Manderly dijo...

Gran actriz!!!! Siempre secundaria pero grande!!!
Y además parecía una gran persona!
Para siempre María Isbart.

David Amorós dijo...

Muy emotivo Lala. Como tu bien dices una gran secundaria, llena de entereza y positividad. Casi una gesta en los tiempos que corren. Un abrazo.

Susan Lenox dijo...

Una actriz con garra maría Isbert, si señor...
cuantas con Oscar..no dire nombres quisierán tener
el talento de esta mujer....descanse en paz., se habrá idó al cielo con Gary Cooper.

Mario dijo...

"A estas alturas lo único que sé es que la vida es maravillosa, aunque nos tenga muy atareados de susto en susto".

Me gustó esto, es cierto, nos la pasamos aterrorizados muchas veces por tanta calamidad pero al final algo nos demuestra siquiera por un momento que efectivamente la vida es maravillosa. Bonito homenaje, se siente tu admiración y cariño por ésta persona. Un abrazo.

Mario.

Lala dijo...

Gracias por compartir esta perdida con vuestros comentarios.

Hola Manderly, como bien dices, era una gran persona. Da igual la profesión que uno tenga. Siempre hay que ser primero persona y luego cocinero, actor, profesor o lo que sea.

David, la positividad es super importante, por lo menos para mi. Siempre me salva, el sentido del humor y pensar en positivo es necesario, aunque en ocasiones sea díficil, no diré que no. Pero con una sonrisa todo es mejor.

Hola Susan, que razón tienes, muchos Óscar sueltos...pero bueno, solo es un trocito de figurita. Nosotros nos quedamos con lo mejor, las películas buenas y la compañia de blogueros con los que compartirlas.

Hola Mario, admiraba a esta persona por ser como era y si encima era buena actriz eso que nos llevamos todos. Ante todo su gran corazón, eso es algo que cada vez admiro más en las personas, ya que cada vez hay menos gente así, como bien dice David. Con pocas que haya y que alguna forme parte de mi vida me conformo.

Besotes a todos y gracias por entrar

Clementine dijo...

Una enorme pérdida, porque además de una gran actriz era una mujer maravillosa. A mí me ha acompañado siempre, desde que tengo uso de razón, a través de sus películas. Y me sigo poniendo con frecuencia títulos en los que aparece ella, muchas veces compartiendo cartel con su padre. Cine en mayúsculas el de entonces. Bonito homenaje, Lala. Un beso.

Lala dijo...

Hola Clementine, gracias por pasarte por mi rinconcito. Gran perdida, como dices, una gran mujer que ha vivido haciendo lo que más le gustaba y eso es una suerte.

Besos

Mª Ángeles (de cocinasinmiedo, pero hoy desde lacaracoladulzona) dijo...

Todos y todas llegaremos algún día este estado (espero que aún me queden muchos años), pero cuando una persona nos deja, algo se rompe dentro de nosotros.
Y María Isbert ya era parte nuestra, quienes hemos visto sus películas, y durante años la veíamos en la tele, que casi ya era de la familia.
Madre de muchos otros artistas, llegó a la edad madura con elegancia.
Me gustaba mucho, y es una gran pérdida.
Soy Mª Ángeles, del blog COCINAR SIN MIEDO. Pero hoy te hago el comentario desde otro de mis blogs, y así me conoces un poquito más.
Recibí tu mensaje. No sé si se ha quedado grabado en el blog, porque dices que no lo has visto.
La verdad es que estos últimos días estoy bastante liada, y no tengo mucho tiempo, pero me agradaron mucho tus palabras, y me encanta tenerte como seguidora, y futura amiga.
A mí también me gusta el cine, y mucho, aunque no tengo tiempo para disfrutar de él.
Así es que tu blog me va a venir de maravilla, porque seguro que aprenderé mucho.
Vuelvo a decir que eres muy amable, y te agradezco tus palabras y que tengas mi blog entre tus favoritos.
He cogido unos minutos en el trabajo para enviarte esta palabras, que no quiero que pienses que no recibí tus mensajes.
Nos vemos por aquí, si te apetece, y por el de cocina, que ahora es al que más presto atención, aunque éste es muy querido para mí; es parte de mi infancia, de mi adolescencia y de mi aficción. Es más personal.

Anónimo dijo...

Una gran actriz, es necesario tener un poco de memoria con todos los actores y actrices que hacen que si hoy sea posible que haya gente que pueda vivir del cine, que cada vez sean profesionales,,, ella fue una de nuestras pioneras. Descanse en paz.

Lala dijo...

Hola Mª Angeles guapa!! es cierto que nos faltan horas en el día, al menos a mi. Encantada de conocerte y leerte. Ahora mismo entro en tu otro blog y me hago seguidora seguro, porque en tus palabras se nota que eres dulce como tus ricas recetas.

Gracias por tus palabras y por seguir mis comentarios que siempre intento escribir con cariño, porque mi pasión es el cine.

Besos

Lala dijo...

Hola anónimo, fue una de las pioneras y vivio amando lo que hacía y siendo siempre una gran persona. Gracias por entrar a visitar mi blog.

Un abrazo

Stardust dijo...

Siempre he dicho, que los actores secundarios, no sólo son imprescindibles, sino que pueden hacer una película mucho mejor de lo que es.
A veces, hay actores principales que hacen algún papel de secundario y se aprecia cuando hacen un buen trabajo y cuando simplemente figuran para "hacer caja".
También hay actores secundarios puros, que a pesar de haber intervenido en multitud de películas, nunca han sido protagonistas. Con independencia de la película, son unos personajes entrañables que al menos a mí, me trasmite una buena predisposición su simple aparición en las películas.
María Isberg, es una de esos actores que han contribuido a mejorar multitud de películas. Sólo queda agradecer el legado que nos deja y me parece genial este reconocimiento.
Un abrazo,

miquel zueras dijo...

A María Isbert la recuerdo como la típica suegra entrometida y entrañable de muchas películas. Me ha gustado mucho tu post sobre "El coloso en llamas", sin duda la mejor de las películas de catástrofes setenteras. Borgo.

Lala dijo...

Gracias por tus palabras Stardust, es cierto que los secundarios a veces redondean las películas para que esta parezca una obra maestra. Con los protagonistas solo no basta, todo suma, y, si encima, esos sencundarios son como María Isbert, me quito el sombrero.

Besos

Lala dijo...

Hola Miguel, gracias por visitar mi rincón de cine! y gracias por tu palabras. María era entrañable además de muchas más cualidades.

Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

Repetiré lo que escribí un día al respecto de "El extraño viaje" de Fernando Fernán Gómez:

"¡Que gran plantel de actrices y actores hemos tenido siempre en nuestro cine! Si en España las cosas hubiesen sido de "otra manera" seguro que Hollywood hubiese temblado."

Y además en el caso de esta señora de la escena, una grandísima e inteligente persona a la que Dios tiene en el único lugar posible para ella y en el papel que le viene que ni pintado: En su Gloria.

Saludos amiga.

Lala dijo...

Que grande Father Caprio! Gran Fernando Fernán Gómez y grandes palabras. Ahora esta entre las estrellas. Cierto, si en España la cosa hubiera ido por otros derroteros, Hollywood temblaría.

Besotes

Diego Fernández dijo...

Hola Lala! Fantástica entrada y un gran homenaje a un icóno del cine español. Por resaltar algo de ella, me quedo con las colaboraciones con el gran José Luis Cuerda en "El bosque animado" o en "Amanece, que no es poco".

Un saludo desde "El hombre de cristal"!!

Lala dijo...

Hola Diego, Gracias por tu entrada por mi casita de cine. Gran persona y gran actriz. Vivir de lo que amas. Afortunada. Verdad?

Un besote hombre de cristal "de bohemia" jajaja

JLin dijo...

Alguien que durante tantos años se ha dedicado a hacer reír a la gente y arrancar sonrisas merece decenas de sinceros homenajes anónimos com oeste, un saludo

Javi dijo...

Era un encanto de persona, entrañable y muy buena actriz. Una pena lo de su pérdida. DEP. Un saludo, Lala.

Antonio de Castro dijo...

Precioso homenaje.
Qué sería del cine sin todos esos grandes secundarios...

Lala dijo...

Que razón tienes Jlin. Para mi el sentido del humor y el ser una buena persona como lo era María es vital.

Gracias por visitarme.

Bssos

Lala dijo...

Hola Javi, gracias por leer mi homenaje a una gran persona y actriz.

Besos

Lala dijo...

Bienvenido a mi rincón de cine Antonio, gracias por tus palabras y por leer mi homenaje de esta gran mujer.

Un abrazo

Bruja Truca dijo...

Hola Lala. Lo cierto es que no tengo mucha relación con el cine clásico español. Aún así me ha dado mucha penita la muerte de María Isbert, caía bien la señora.

PD: la lista de los chicos de mi blog no la he hecho yo, sino mi compañero de blog, White Gold. Yo hice la de las chicas. Yo hice la de las chicas, él la de los chicos, 2+2= 4 jajajaja

Un besote.

Lala dijo...

Bueno brujita!! eso es lo importante de esta actriz, que era buena persona, adorable y encantadora y además buena actriz.

En cuanto a la lista!! gracias a tu compi White Gold!!.

besos

Scotty dijo...

Lala, un homenaje muy hermoso el que le has hecho. Esos párrafos suyos entrecomillados me han emocionado". Sé muy bién de lo que habla María Isbert.

Un fuerte abarazo.

Lala dijo...

Hola Scotty, Me alegra que te haya gustado. La verdad es que sus palabras emocionan y las tuyas también.

Un besote grande