Si esta imagen no te emociona, no te gusta el cine de verdad

lunes, 11 de abril de 2011

UN HOMBRE CON MUCHA PIEDAD


Sidney Lumet nos dice adiós. A sus 86 años, Lumet deja en nuestras manos un gran legado para recordarle como se merece. El legado que nos deja es grandioso, autor de 40 película y más de 70 títulos que van desde el año 1957 hasta el 2007. Después de 50 años dedicados al cine le dieron un óscar honorífico en el 2005. A Hollywood le cuesta dar Óscars cuando los tiene que dar, siempre esperan y esperan. Al final reconocieron su labor y larga trayectoria. Lumet tampoco fue muy amigo de los protocolos y las hipocresías del momento, vivió apartado de todo ese jaleo.




Debutó como actor infantil a los cuatro años en los teatros Yiddish de Nueva York. Esto le marcaría para siempre. La lengua y la cultura Yiddish son las de las comunidades judías asquenazí asentadas en la Europa central y oriental, emigradas en gran número a los Estados Unidos, especialmente a Nueva York, a causa de las persecuciones y hambrunas desde finales del siglo XIX. Cuando los nazis exterminaron las comunidades europeas su memoria quedó en gran parte en manos de estos emigrantes que, como el premio Nobel Isaac Bashevis Singer, asumieron el compromiso de preservar lo que los nazis pretendieron aniquilar.



A partir de entonces se convirtió en director teatral y más adelante en realizador televisivo. Esto hizo que algunos, al pasar al cine, no le aceptarán con mucha facilidad. Empezó con “12 hombres en pugna” (1957) llamada en España “12 hombres sin piedad” donde nos encontramos con el magnífico Henry Fonda. Esta película tuvo mucho éxito llegando a ganar el oso de Berlín y varias nominaciones al Óscar. Después de esto volvió a televisión una temporada alternándolo con el cine. Siguió dirigiendo otras películas pero no tuvieron gran transcendencia hasta que hizo “el prestamista” (1964). Ente 1964 y 1970 no fue muy notoria su carrera. Hizo algunas cosas muy buenas pero fue a partir del 1971 cuando su carrera se disparo y ya no paro en 30 años.



Como dijo en una ocasión el propio Lumet "Mientras que las otras películas apuntan a entretener, el tipo de película en el que creo va un paso más allá. Hace que el espectador examine una faceta u otra de su propia conciencia. Estimula el pensamiento y pone en movimiento los jugos mentales".



Lumet era un cineasta nutrido en las mejores tradiciones teatrales, y dedicó una amplia parte de su filmografía a la adaptación de autores como Chejov, Tennessee Williams, Arthur Miller, Eugéne O’Neill, Peter Shaffer o Ira Levin.

En sus películas lo que a él le importaba eran los personajes, nada de excentricidades ni decorados grandiosos. Un personaje, tal cual es, con sus alegrías, con sus miserias, lo que siente y vive. Estos personajes llevaban siempre un claro mensaje para hacernos pensar. Grandes películas han transmitido todo esto, entre ellas “Serpico”, “tarde de perros”, “el prestamista”, “network”, “veredicto final” y, la última como director, “antes de que el diablo sepa que has muerto”. Sus películas siempre tenían una denuncia contra la corrupción, los perjucios raciales, las traiciones, en definitiva, contra lo que se vivió entre los años 60 y 70, época de racismo y corrupción con clara falta de compromiso social.




En otra ocasión Lumet comento “En cuanto a Internet, creo que me queda poco tiempo de vida y prefiero invertirlo en aprender más sobre las personas que sobre las cosas".



Gracias, Lumet, por tu talento, por tus convicciones sociales y por hacerte un hueco en el difícil mundo del cine dejándonos tu gran legado del que seguiremos disfrutando.

18 comentarios:

Dickson dijo...

Es triste que un artista como Lumet nos deje, pero al mismo tiempo me alegra que lo haya hecho dejando un último trabajo digno de él (Antes que el diablo sepa que has muerto). Por eso no ha corrido igual fortuna que otros compañeros que van degradando la recta final de sus carreras hasta llegar, tristemente, a la creación de títulos indignos.

Manderly dijo...

No he visto muchas de sus películas, pero de las pocas que he visto, creo que 12 hombres sin piedad es una maravilla y no sólo por el papelón de Henry Fonda sino porque todos los actores están muy bien además de tener un grandísimo guión!!!

Mario dijo...

Es una pena lo de Sidney Lumet pero así es la vida, deja muchas películas para ver que es un legado productivo y muy bien hecho, por mi parte he disfrutado con "Tarde de perros" y "Sérpico", tengo que ver otras como "12 angry men". Que descanse en paz. Un abrazo.

Mario.

Lala dijo...

Hola Dickson, gracias por recordarle. Grande este director que empezo muy temprano y tras muchos años acaba igual de bien o mejor de como empezo. Ha crecido y ha sabido sortear todo tipo de baches.

Un abrazo

Lala dijo...

Hola Marderly. 12 hombres sin piedad es una gran película. Yo la he visto varias veces y me encanta. Todos los personajes, como bien dices, están muy bien dibujados. Cada uno con su propia personalidad bien diferenciada. Es díficil conseguir que una película, que trascurre casi todo el tiempo en una habitación, te mantega atenta. Lumet lo consiguió con nota.

Un besote

Lala dijo...

Así es Mario, nos ha dejado un gran legado que podemos disfrutar mientras estemos por aquí. 12 hombres sin piedad esta muy bien, te gustará. Gracias por recordarle.

Un abrazo

David dijo...

Me encanta el cine de Lumet, en su haber tiene grandísimas películas, era mi director favorito de "La generación de la televisión".
En su haber como ya he dicho cuenta con un buen puñado de excelentes películas pero lo mejor de su producción lo encotramos entre los años 60 hasta los primeros 80 donde nos deja grandes películas como: "Punto límite" "El prestamista", "The hill", "Serpico", "Tarde de perros", "Network", "Equus", "El príncipe de la ciudad", Trampa mortal y "Veredicto final".
Pero es que Lumet mantuvo un gran nivel hasta el final de su carrera dejandonos la magnífica "Antes de que el diablo sepa que has muerto" que pone broche de oro a una filmografía excelente y que comenzo con una casi obra maestra como es "12 hombres sin piedad".

Felicidades por el homenaje Lala, ya le llegará el turno a Lumet en Ciclos de Cine, y ahí podremos tratar al hombre y su obra en profundidad.

David Amorós dijo...

A mí me encantó "Doce hombres sin piedad", pero lo que encuentro más destacable es que su última película "Antes que el diablo sepa que has muerto" era también muy buena, así que el hombre todavía estaba en forma. Una auténtica lástima. Como siempr el mejor homenaje que podemos hacerle es recuperar alguno de sus films o ver alguno que no hayamos visto. Yo,que no he visto algunos suyos de los importantes, me decantaré por esta opción. Un saludo.

Lala dijo...

Hola David, grande Lumet y grande vuestro blog con los ciclos fantásticos que nos estáis ofreciendo. Tengo pendiente ver mujeres en Venecia, que luego no me da tiempo a compartirla con todos vosotros y llego tarde al coloquio.

Un besote

Lala dijo...

Bienvenido de nuevo David. Yo haré lo mismo. veré películas que no he visto de él para estudiarle con más profundidad. Lo que no cabe duda es que era un hombre incombustible,nos dió grandes películas al principio y al final de su carrera. Cosa que no es nada fácil.

Besos

JLin dijo...

Doce hombres sin piedad la recuerdo espectacular, con ese gigante de apellido Fonda y un manejo excepcional de la psicología del espectador. Otro peliculón es Serpico. Gran pérdida sin duda. La frase que dijo sobre internet me ha llegado al alma :-) Saludos

Clementine dijo...

Triste pérdida esta de Sidney Lumet, un director impecable. Yo ya le hubiera dado el Oscar como tal por "Doce hombres sin piedad", me parece una auténtica joya del cine.
Besos.

Carles dijo...

Estupendo post en su memoria, Laia. Su última película, 'Antes que el diablo sepa que has muerto', que me pareció buenísima, fue por ejemplo ninguneada en esos premios tan famosos que son los Oscar. Lumet estaba por encima de ellos.

Un abrazo.

Javi dijo...

A mí me gustaba mucho Lumet y es una verdadera pena su muerte. Aguantó hasta el final haciendo pelis. Me encanta Sérpico, Veredicto final o una de sus últimas y más destacada: Antes que el diablo sepa que has muerto: magistral. Uno menos de los grandes DEP

Lala dijo...

Hola Jlin, otra gran perdida pero con buen legado para que podamos disfrutarlo día tras día. Gracias por visitarme de nuevo.

Besotes

Lala dijo...

Hola Clementine, tienes todas la razón, yo también le hubiera dado un óscar por esa película pero los de Hollywood son como son, no cambian.

Besotes

Lala dijo...

Gracias Carles, a mi también me encanto su última película y la verdad, los Óscar siempre me han parecido un poco choteo. No me suelo fiar mucho porque el politiqueo siempre esta presente.

BEsotes

Lala dijo...

Hola Javi, gracias por pasarte otro ratito por aquí. Hizo películas muy buenas y por suerte nosotros lo sabemos y las podemos disfrutar. Pena de aquel que sigue solo las películas truño y verdaderamente malas y afortunados nosotros que nos gusta el buen cine.

Besos